Ente Autárquico Intermunicipal (ENIM)

1997 - hoy

Descripción

En el ENIM tienen participación dos intendencias, Cutral-Có y Plaza Huincul. Tiene por objeto o finalidad en sí misma, la reconversión productiva acompañada con financiación y capacitación. Es por eso que más allá de esta especie de intermunicipalidad existe una clara política de fomento a las actividades económicas y una política de redistribución como paliativa de las adversas condiciones económicas y sociales atravesadas.

En qué consiste el programa

El caso del Ente Autárquico Intermunicipal (ENIM)  es simbólico para el territorio neuquino porque se vincula a toda una serie de acontecimientos históricos de la década del noventa como la Reforma del Estado y las privatizaciones frente a lo cual la respuesta del gobierno de la provincia de Neuquén fue la creación del ENIM.

Se manifiesta aquí una asociación entre ambos gobiernos locales que adopta el formato del ENIM, institución autónoma, independiente, que se autoabastece mediante fondos que principalmente provienen de las regalías que genera la explotación del yacimiento gasífero El Mangrullo por parte de empresas privadas, el cual fue cedido por la provincia de Neuquén a los municipios de Cutral-Có y Plaza Huincul como reparación ante las consecuencias negativas que tuvo la privatización de YPF en la región en la década de 1990. El ENIM posee un Directorio en el que tienen participación las dos intendencias y tiene por objeto o finalidad en sí misma, la reconversión productiva acompañada con financiación y capacitación. Es por eso que más allá de esta especie de intermunicipalidad existe una clara política de fomento a las actividades económicas y una política de redistribución como paliativa de las adversas condiciones económicas y sociales atravesadas.

Esta experiencia ilustra la manera en la cual dos municipalidades y el gobierno provincial establecen la utilidad y los lineamientos de una fuente de recursos públicos que invertidos correctamente generan fuentes de empleo y mejoran la calidad de vida de la población.

Caracterización de la localidad

Cutral Có es una localidad petrolera de la provincia del Neuquén, que pertenece al departamento Confluencia. Es la tercera ciudad con más población de la provincia, está ubicada a la vera de la ruta nacional 22, a 109 kilómetros de Neuquén Capital. La población censada en el año 2001 era prácticamente igual a la registrada diez años antes (33.951 habitantes, según censo 1991), lo que significa un crecimiento nulo debido fundamentalmente a la crisis de la industria petrolera y las privatizaciones realizadas en la década del noventa y a la consiguiente migración de pobladores que habían quedado sin empleo.

Junto a la localidad de Plaza Huincul forman un único aglomerado urbano, que se denomina Cutral Có - Plaza Huincul. La población de Plaza Huincul, también ciudad petrolera ubicada sobre la misma ruta dentro del mismo departamento, no llega ni a la mitad de la de su vecina. El censo 2010 ha arrojado para el conglomerado unos 53.863 habitantes. La ciudad más pequeña es muy visitada por descubrirse allí los fósiles del herbívoro conocido más grande del mundo, llamado Argentinosaurus. Este hallazgo dio lugar a la construcción del Museo Paleontológico Municipal llamado Carmen Funes.

Para comprender la vida de estas ciudades debemos conocer que su origen data de los primeros campamentos de trabajadores del petróleo que se establecieron en la zona y en donde encontraron una laguna que les proporcionaba agua lo suficientemente buena. Allí se establecieron precariamente las familias de los empleados de las primeras compañías petroleras como Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), Estándar Oil, Sol y Astra. Los altos mando de YPF decidieron realizar el trazado del pueblo Cutral Có. La vida social, las instituciones y los principales edificios pertenecían a la firma (hospital, club, grupos de viviendas para los trabajadores, escuela) que había llevado adelante la tarea de colonizado de la zona. La radicación de empresas de explotación petrolera y de servicios ligados a esa actividad, originó un crecimiento relámpago de la ciudad. YPF fue la empresa estatal responsable de llevar a cabo los procesos de exploración, extracción, destilación y venta de los productos originados en la explotación hidrocarburífera en nuestro país, abarcando casi la totalidad de los eslabones productivos del circuito productivo del petróleo, y como empresa estatal constituyó una novedad en el mundo en relación a sus políticas vinculadas al desarrollo regional. La empresa significó la fuente de trabajo para ingenieros, obreros calificados, operarios, empleados administrativos, etc.; y también implicó la presencia del Estado como administrador de políticas de contención y desarrollo social y comunitario a través del fomento de establecimientos educativos, viviendas, servicios urbanos (sanitarios, iluminación, pavimentación de caminos) e instalaciones para actividades culturales y de esparcimiento.

Pero a principios de los '90, en el marco de la Reforma del Estado se redefine la política petrolera nacional mediante la ley Nº 24.145 del año 1992 de federalización de los hidrocarburos y privatización de la empresa petrolera estatal. Con esta norma se privatizó totalmente el capital de la empresa que permanecía en poder del Estado y correspondía al 51% de las acciones de la firma YPF SA y se transfirió a las provincias el dominio público de los yacimientos de los hidrocarburos. La privatización de la empresa afectó seriamente la economía local. De esta manera la desregulación y liberalización de este mercado alentó no solo el desarrollo de la explotación petrolera sino también su concentración que culminó en el año 1998 con la adquisición de YPF por parte de la española Repsol. (Ver Bibliografía)

Los cambios mencionados determinaron que la provincia de Neuquén comience a percibir directamente el pago de las regalías por la explotación petrolífera. Como contrapartida la Constitución Provincial señalaba que dichos ingresos debían emplearse en obras productivas para la provincia.

El cambio en el rol del Estado a partir del año 2003 y el aumento del precio internacional del petróleo ha permitido la recuperación económica de la región. La Encuesta Permanente de Hogares realizada el tercer trimestre del año 2011 mostró una tasa de desempleo del 12,7% para dicho conglomerado, la cual es relativamente baja en comparación a las cifras que registraba en la última mitad de los años noventa. Las actividades productivas se han diversificado haciendo eje en los hidrocarburos y hoy existen un gran número de pequeñas y medianas empresas relacionadas a la industria química, tecnológica, petroquímica, más un abanico de empresas que prestan servicios afines.

 

Antecedentes y origen del programa

El problema principal fue la desaparición de YPF no solo como generador de empleo sino como aglutinador de todas las actividades sociales. Las prestaciones de YPF en la vida cotidiana de los empleados eran muy importantes y constituían un aporte fundamental para la reproducción de los trabajadores y sus grupos familiares. Todos los servicios sociales que YPF prestaba sufrieron una sustancial modificación a partir de la privatización. La disminución de la planta se llevó a cabo paulatinamente pero todo el circuito económico se vio paralizado. Los despidos masivos y la resistencia a los sucesivos ajustes de la administración provincial se canalizaron a través de las movilizaciones y huelgas de los empleados provinciales por eliminar el recorte de sus salarios. Los cortes de ruta fueron una práctica utilizada por amplios sectores en procura de lograr la generación de nuevas fuentes de trabajo y el aumento de la asistencia social. En el marco de la protesta social que protagonizaron los ciudadanos de Cutral-Có y Plaza Huincul (a mediados de 1996) el Gobierno de la provincia de Neuquén dispuso, a manera de reparación histórica, ceder los derechos del Yacimiento Gasífero "El Mangrullo" para que el Ente Autárquico Intermunicipal proceda a la licitación. Fue una política netamente redistributiva. Este suceso, sin precedentes se formalizó con la Ley Provincial Nº 2.206 (ver adjunto) que decide la transferencia del yacimiento a estos dos municipios, por el plazo de 99 años, para la explotación hidrocarburífera.

Este pasa a ser el primer y único emplazamiento hidrocarburífero del país que es administrado por dos municipios: las localidades de Cutral-Có y Plaza Huincul. El Mangrullo fue descubierto en 1979 y es una reserva netamente gasífera ubicada 45 km al norte de Plaza Huincul, en Neuquén, Patagonia argentina que abarca una superficie total de 202 km 2.

En 1997 los municipios de Cutral-Có y Plaza Huincul sancionaron las ordenanzas mellizas Nº 1659 y Nº 769 (ver adjunto) respectivamente para fijar el alcance y desenvolvimiento jurídico del Ente que comenzó a funcionar en 1998 y se constituyó de la siguiente manera:

Un Directorio: órgano superior que está constituido por dos representantes de cada municipio propuestos por el Ejecutivo, en acuerdo con el Concejo Deliberante. El mandato es de dos años con la posibilidad de ser reelectos: La presidencia posee una representación legal y la ejerce uno de los miembros en carácter de director ejecutivo por el plazo de un año.

Una Comisión Fiscalizadora: órgano de control, integrado por un representante de cada municipio, su participación le concede voz pero no voto.

Un órgano de Conciliación Amigable (Comisión Honoraria de Conciliación): Comisión “Ad Hoc” integrada por dos representantes por la mayoría y un representante por la minoría, siendo este último el resultante de un sorteo público, efectuado en el seno del Concejo Deliberante, que interviene en los diferendos que se susciten en cuanto al alcance, interpretación y/o modificación de la Ordenanza de creación del Ente y toda otra normativa dictada en consecuencia.

Antes de la creación del ENIM, como solución a la crisis y en el marco de las negociaciones por destrabar el conflicto hubo muchas propuestas alternativas del gobierno provincial que no se concretaron, por ejemplo la instalación de una planta de fertilizantes que daría trabajo a mucho de los despedidos. También se había prometido la entrega de granjas a unas 300 familias, ayuda crediticia a pequeños emprendedores; becas a niños y jóvenes para estudiar y 500 puestos de trabajo por cuatro horas diarias a razón de 200 $/mes.

Implementación

En enero de 2000, por licitación pública y por 25 años, se concedió la exploración, desarrollo, explotación, comercialización e industrialización de los recursos a Petrolera Santa Fe S.A., empresa que luego adquirió Petrobras. Dentro de los requerimientos del ENIM frente a la concesionaria además de lo referente a regalías, se incluían aspectos para el desarrollo de la zona, como la contratación de proveedores, personal de obra y contratistas locales tanto para la fase de construcción como la de operación. Se ejecutaron por parte de la empresa una importante serie de obras para llegar a producir el caudal adecuado ocupando un total de 480 personas en el pico máximo. Se realizaron inversiones por U$S 30 millones para la comprobación y delineación de reservas, que incluyeron la adquisición de sísmica 3D, la perforación de 7 nuevos pozos y la reparación de los pozos existentes y luego otra de U$S 22.5 millones en instalaciones de superficie. Hubo un gran desafío técnico de llevar el gasoducto por debajo del cauce del río Neuquén, a 25 metros de profundidad. Esta tarea demandó un gran esfuerzo y fue para extremar los cuidados y minimizar el impacto ambiental adecuándose a las normativas correspondientes.

El martes 5 de diciembre de 2006 se puso en marcha la producción de gas en El Mangrullo con una venta del orden de 400 Mm3/d, cantidad que fue creciendo con el correr de los días. De esta manera, se incorpora un millón de metros cúbicos por día al aporte que hace la provincia del Neuquén a las necesidades energéticas de la Argentina. Posteriormente y junto con la producción, se siguieron desarrollando estudios e inversiones tratando de incrementar la explotación de gas natural a 2 millones de m3/día. En la actualidad (año 2012) trabajan en el yacimiento veinte operarios.

Las principales funciones o tareas del ENIM consisten en:

  • La instrumentación, administración, control y seguimiento del llamado a licitación pública y/o concurso Público Nacional e Internacional, para la exploración, explotación e industrialización, desarrollo y comercialización de hidrocarburos líquidos y gaseosos del área hidrocarburífera.
  • La promoción de la instalación de emprendimientos industriales y/o de servicios en las localidades de Cutral-Có y Plaza Huincul, estudiando y planificando las modalidades de su radicación en el marco de una matriz productiva eficiente, perdurable y armónica que responda a las características y necesidades propias de ambas ciudades, propendiendo a la generación de empleo, ocupación de mano de obra local y su capacitación. Deberá priorizarse la contratación de empresas con radicación efectiva y de reconocida capacidad económica, técnica, operativa y tributaria en los Municipios de Cutral Có y/o Plaza Huincul o fundamentar otra contratación cuando no exista prestación, del servicio requerido, en las localidades.
  • La creación y administración del “Fondo de Reconversión Productiva” con la totalidad de los recursos económicos generados por la explotación del Yacimiento El Mangrullo y sus regalías hidrocarburíferas, como así también todo otro recurso económico generado como consecuencia directa de la exploración, desarrollo, explotación e industrialización de los hidrocarburos líquidos y/o gaseosos obtenidos.

Los objetivos del ENIM apuntan a la financiación de proyectos viables y a la capacitación y asesoramiento de los ciudadanos de la zona. Para ello dispone del fondo de Reconversión Productiva y del Fondo de Capacitación que se nutren de los recursos generados a partir de la explotación del Yacimiento El Mangrullo. Los objetivos implícitos del ENIM se orientan a suplir a través de apoyo financiero a emprendimientos productivos el exceso de mano de obra que quedó después de la privatización de YPF.

El Fondo de Reconversión Productiva se creó con los siguientes recursos:

  • Derecho de entrada al área.
  • Canon y regalías de acuerdo a la normativa vigente para exploraciones y explotaciones provinciales (el 100% de regalías hidrocarburíferas para el Fondo de Reconversión Productiva). Por ley provincial el Ente percibe un 12% del total de las regalías producto de esta explotación a lo que se le añade un 2% por participación en las ganancias establecido en el contrato con Petrobras. Al año 2012 el Ente recibe mensualmente en concepto de estas regalías aproximadamente $5.500.000.
  • Recursos nacionales, provinciales y empresariales como por ejemplo créditos, aportes del Tesoro Nacional (ATN), subsidios, donaciones, etc. gestionados con destino al Ente.
  • Recupero de créditos otorgados.
  • Aportes de ambos municipios para su funcionamiento.

La finalidad de este dinero entonces es financiar el desarrollo de las actividades productivas públicas, privadas, productivas, dinámicas o motrices, de servicios complementarios, especialmente en la zona de Plaza Huincul y Cutral Co, que generen mano de obra local y permanente, conforme lo estipulado en el artículo 232 de la Constitución provincial, priorizándose los emprendimientos que contemplen la industrialización en dicha zona. Más adelante, cuando nos refiramos al financiamiento de los proyectos, se mencionarán algunos de los proyectos que han sido financiados.

Por otra parte el Fondo de Reconversión Productiva deberá constituir las siguientes reservas:

Hasta el diez por ciento (10%) mensual para ser ejecutado por ambos municipios en infraestructura relacionada con el desarrollo productivo. En este punto existe una fuerte relación del ENIM con la Dirección Municipal de Apoyo a la Producción (DIMAPRO) de la municipalidad de Plaza Huincul y la Dirección Municipal de Producción y Desarrollo (DIMPRODE) de la municipalidad de Cutral Có, desde donde se canalizan parte de estos fondos en microcréditos denominados Nexo (para financiar un proyecto gestionado por un persona) y Nexo asociativo (para financiar un proyecto en el que participan varias personas).

Hasta el diez por ciento (10%) mensual, para ser invertido por el Ente en capacitación laboral.

Otra cuestión establecida en la normativa es que los recursos del Fondo de Reconversión Productiva durante el lapso de tiempo que permanezcan ociosos deberán invertirse en las alternativas financieras que el Ente estime como más convenientes tales como letras nacionales, plazos fijos, fideicomisos financieros, entre otras.

En vinculación a la función financiera y de financiamiento del ENIM, se establecieron las siguientes líneas: compra de vehículos con GNC, línea de crédito para comerciantes, línea de jóvenes profesionales, línea transporte y línea de préstamos a profesionales.

Los proyectos que se presentan deben tener, a criterio del Ente, factibilidad técnica y económica que permita una rentabilidad tal que asegure el recupero del préstamo y sus intereses en las condiciones y plazos que el Ente estipule. Pueden acceder a los préstamos que otorga el ENIM las personas físicas o jurídicas con capacidad legal para contratar. El Ente debe hacer pública la nómina de proyectos aprobados. El plazo máximo para la amortización total del préstamo no podrá superar los cinco años contados a partir de la finalización del plazo de gracia que se otorgue, que en ningún caso podrá ser superior a un año a partir de la puesta en marcha del proyecto de transformación o industrial y hasta dos años para los de componente agropecuario. Estos créditos se caracterizan por ser créditos de promoción, es decir blandos, con facilidades y bajas tasas de interés.

Los proyectos de reconversión productiva a financiarse podrán ser de las siguientes características:

  • Inversiones en Activos Fijos, salvo terrenos e Impuestos al Valor Agregado, hasta el 85%. Se podrá incluir en el financiamiento los vehículos utilitarios necesarios para el transporte interno de la actividad.
  • Inversiones en Activos de Trabajo, salvo disponibilidades e Impuesto al Valor Agregado, hasta el 85%. El financiamiento en Activo de Trabajo solo podrá realizarse cuando esté relacionado con una inversión nueva o incrementar en Activo Fijo. El aporte de capital propio certificado por documentación fehaciente, deberá alcanzar como mínimo el 15% para los rubros de Activos Fijos y de trabajo.
  • Capacitación hasta el 100%.
  • Proyecto de innovación tecnológica y/o herramientas de gestión en emprendimientos existentes.

Hasta el año 2012 se han otorgado $90.000.000 en créditos que van desde montos mínimos hasta grandes sumas para la realización de inversiones productivas. Los recursos del ENIM han financiado una empresa de colectivos interurbanos que había quebrado, una flota de taxis, hoteles de alta categoría, las refinerías que se han instalado en el parque petroquímico, casas de comida, camiones, montajes de consultorios, máquinas viales, el dictado de la tecnicatura superior en mediciones fiscales y operativas de hidrocarburos, muchos de los servicios urbanos que brinda el municipio, entre otras cosas.

Entendiendo que la principal actividad de ENIM es la financiación de proyectos, es loable resaltar cuáles son las demás actividades que allí se desarrollan. En lo que se refiere a capacitación todos los años se organizan cuatro ediciones -en cada edición el cupo es de 30 personas- del “Taller para emprendedores”. Es un curso gratuito de una duración de un mes que se corresponde con ocho módulos. Apunta a facilitar la gestión y el funcionamiento de proyectos en marcha, pero también permite orientar a las personas que tienen ideas emprendedoras para concretar a futuro. Los talleres brindan herramientas y conocimientos que permiten encontrar soluciones a las dificultades más frecuentes que se presentan al momento de desarrollar una idea o de llevar adelante un emprendimiento. Un grupo de profesionales (algunos son personal del ente y otros contratados) preparan a los emprendedores en diversas áreas, como: finanzas, economía, comercialización, gestión por procesos, contable y legal.

Otra línea son las asistencias técnicas y esto se da generalmente cuando los pequeños empresarios se acercan en búsqueda de asesoramiento técnico. El primer paso es evaluar las condiciones de quien está solicitando esta ayuda y del estado activo de su actividad por parte del ente. Si la empresa es viable profesionales de la entidad lo visitan de manera gratuita y comienza el asesoramiento que dependerá de cada situación particular y le permitirá al empresario contar con herramientas básicas para la gestión de los proyectos, se analizan y se determinan dudas y necesidades para encontrar las posibles soluciones. Existen diferentes tipos de ayuda:

El asesoramiento legal le proporciona asesoramiento en temas referidos a contratación de personal, conformación de sociedades, de seguros, formalización en organismos públicos, etc.

El asesoramiento contable, administrativo y de marketing le brinda herramientas para el manejo del área económica, fundamental para organizar y mantener rentable un proyecto. Apunta a la determinación de precios, manejo de costos, registros de compras, IVA, ganancias, entre otros.

El asesoramiento en diseño la conformación de la imagen y el diseño de los productos es una necesidad para una mejor comercialización. Por ello se orienta a los emprendedores en la búsqueda de elementos que apelan a la creatividad en la producción, tales como el diseño de logo y packaging.

También los hay más específicos como el programa para mejorar la competitividad en la elaboración de alimentos, que es organizado en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial y cuyo objetivo es colaborar con las empresas e instituciones locales, para mejorar la gestión de sus procesos, y la calidad de productos y servicios que brindan para satisfacer al cliente y fortalecer su competitividad. Además se dicta el curso de auxiliar en jardinería”; el “Taller de poda de árboles”; el curso “Iniciación en la cría de pollos para la carne”, entre otros a lo largo de estos años.

En el marco de las acciones orientadas al sector agropecuario, e intentando expandir y generar nuevas herramientas de trabajo, el ENIM realiza un programa de asesoramiento y asistencia a escuelas que posean invernaderos llamado “Proyecto Vivero Escolar”. El objetivo es acompañar a estudiantes y personal de las instituciones a realizar cultivos acorde a las necesidades y capacidades de cada escuela, aprovechando los recursos con los que cuentan. Mediante la capacitación y el asesoramiento se brindan herramientas e insumos para desarrollar cultivos agrícolas, aromáticas y forestales. Las escuelas seleccionadas son las que tienen orientación agrícola, ecología y afines y que tengan espacio físico disponible para desarrollar el proyecto.

También cada año se incentiva a las generaciones futuras en el área del conocimiento con el objeto de fortalecer el desarrollo personal, la responsabilidad y la superación de metas, por ello se premia a los trece egresados secundarios con mejores promedios de las escuelas de nivel medio de las ciudades de Cutral Có y Plaza Huincul con el “Premio Estímulo” que consiste en un incentivo económico.

Para colaborar con los emprendedores que deban hacer trámites prendarios (ante el Registro del Automotor y ante otros organismos) se lleva adelante un registro de gestores locales integrado por profesionales habilitados para prestar dicho servicio. Durante los primeros años de su existencia el ENIM editaba trimestralmente una publicación de distribución gratuita titulada “Gestión Emprendedora” que informaba sobre capacitaciones, líneas crediticias y nuevos emprendimiento. También en estos años se realizaron varios talleres de sensibilización para el desarrollo local donde se trabajó de manera participativa los conceptos referentes al desarrollo y la idea de futuro de la comunidad. Sobre estos últimos, que actualmente no están en funcionamiento, el equipo de trabajo se plantea como una tarea pendiente retomar las actividades de difusión y relacionamiento con la sociedad civil como un camino de fortalecimiento de la institucionalidad.

Haciendo referencia a la estructura del ENIM, además de su Directorio, Comisión Fiscalizadora y Comisión Amigable, está compuesta por una Organización Operativa en la que participan nueve personas y que puede describirse de la siguiente manera: un área administrativa, un área de créditos y desarrollo, una mesa de entrada. Es importante mencionar que desde el año 2006, momento en el cual el Ente se ha dictado su reglamento interno, este personal tiene categoría de empleado de la organización. Además se cuenta con personal externo contratado para las acciones de prensa y difusión (un profesional), para el análisis de los créditos (2 asesores legales y un estudio contable), para el mantenimiento de los sistemas informáticos (un técnico), para el reparto de correspondencias (un cartero). La modalidad de trabajo es muy horizontal, si bien existen los cargos políticos, todo el equipo de trabajo interacciona con fluidez y la comunicación es permanente y abierta.

Los principales problemas que afronta la organización son la desconfianza y la errónea percepción por parte de la sociedad de que este organismo maneja grandes sumas de dinero y no hace nada con esto, fundamentalmente porque muchos de los proyectos y obras se encuadran bajo la nómica del solicitante, que generalmente son las municipalidades. Existe además cierta tensión, provocada por la reciente ordenanza Nº 2357 (ver adjunto) dictada en junio del año 2012 en Cutral Có, y otra idéntica de la municipalidad de Plaza Huincul. En dicho texto se modifica notablemente los porcentajes con los cuales el ENIM debe contribuir a los municipios con el Fondo de Reconversión Productiva para su afectación exclusiva en la realización de obras públicas y/o servicios complementarios de apoyo al desarrollo de las comunidades (30% a cada municipio); y para formación educativa y capacitación laboral para las futuras generaciones debe transferir también a cada cuenta municipal el 5% mensual del mismo fondo. Además se estable que los municipios puedan pedir adelantos en estos conceptos por cuestiones operativas vinculadas a la ejecución de obras. Esto hace que un 70% del Fondo de Reconversión Productiva sea transferido directamente a las cuentas bancarias municipales, vaciándose prácticamente al Ente e inhabilitándolo para llevar adelante la función para la cual fue creado, ya que sería utilizado para planes habitacionales y obras públicas. Esto atenta contra la naturaleza de esta entidad como así también otro artículo de la nueva ordenanza establece que “los préstamos que se acuerden, deben sin excepción, garantizarse con hipoteca, prenda u otra garantía suficiente a plena satisfacción del Ente Autárquico Intermunicipal y del agente financiero que se determine dentro de las instituciones bancarias habilitadas por el Banco Central de la República Argentina”. La novedad es el agregado del visado de cada crédito que entrega el Ente a cargo de un banco. Este punto es problemático en el sentido de que las exigencias para otorgar un crédito de promoción como los que otorga ENIM no son tan complejas como las que requiere un agente financiero. Se está actualmente al año 2012 tratando de alcanzar un convenio con el Banco de la Provincia de Neuquén para que verifique las carpetas de créditos.

Seguimiento y evaluación del proyecto

Al ser un organismo que maneja fondos públicos todas sus transacciones deben garantizar la transparencia. Dentro de su propia estructura la Comisión fiscalizadora es el órgano de contralor. Tendrán facultades para ejercer el control y fiscalización sobre el funcionamiento del Ente y destino de los recursos del Fondo de Reconversión Productiva.

Por otra parte cada uno de los programas que el ENIM desarrolla debe rendirse con un Informe mensual que detalle todas las actividades realizadas. Dichos Informes son presentados luego al Directorio. Esta tarea está a cargo de los técnicos propios y de los contratados de los cuales dependen los programas. En tanto el otorgamiento de créditos, existe un mecanismo de seguimiento, el personal del área de créditos acuerda una primera reunión con el interesado previamente haber realizado las averiguaciones regulares que se efectúan al momento de otorgar un préstamo. En un segundo encuentro el interesado trae su proyecto y el ente realiza el análisis correspondiente evaluando la factibilidad y que obedezcan a la premisa de reconversión productiva, si así fuera, se le da curso y el proyecto es evaluado por el directorio produciéndose un dictamen jurídico y uno contable.

Existe también una serie de verificaciones y controles que el ENIM debe realizar en relación a los procedimientos licitatorios y técnicos de la explotación del yacimiento.

Por otra parte, el Tribunal de Cuentas de la provincia de Neuquén frecuentemente investiga y audita al ENIM y es el encargado de aprobar su rendición anual de cuentas y su estado se situación patrimonial. También los Concejos Deliberantes de las dos ciudades que lo conforman hacen las veces de contralor solicitando informes y reportes de sus recursos y actividades.

Lecciones aprendidas

El ENIM fue el soporte de ambas ciudades después de la crisis de los años noventa cuando muchos desistían de esta realidad y abandonaban todo. Esta fue la fuente de recursos para poder reactivar las economías locales, urbanizar las ciudades, crear nuevas posibilidades de trabajo y estudio para la población. Los municipios pudieron sostener, gracias a los fondos de las regalías del yacimiento, a una sociedad totalmente devastada, con serias carencias y necesidades básicas insatisfechas. Una gran parte de las actividades y empresas que hoy forman parte de la vida del conglomerado fueron iniciadas o recuperadas con los fondos del ENIM.

Es necesario que cuando una organización maneja fondos públicos su accionar y sus cuentas sean lo más trasparentes posible.

Una entidad de este tipo siempre debe guiarse por el objetivo por el cual fue creada, en este caso financiar actividades productivas y reconvertir una economía totalmente mono productiva y en crisis a una más diversa, con una mayor oferta de servicios acompañando en este camino a los emprendedores con capacitaciones y asistencias técnicas. El destino es la inversión, no los gastos corrientes ni las obras públicas.

El área de capacitación y apoyo a emprendedores es de radical importancia para fortalecer la actividad económica e invertir en proyectos viables.

Las disputas políticas deben quedar al margen de esta institución y los municipios miembros deben utilizar conscientemente estos recursos tal como lo indica la normativa. Es necesario que exista consenso en las decisiones y que el ENIM sea visto como parte misma de los municipios. La nueva ordenanza que modifica sustancialmente el destino de los fondos ha sido emanada de los respectivos Concejos Deliberantes, pero la entidad no ha sido consultada ni convocada para la misma, esto afecta a los poderes legislativos y a los intendentes y al directorio (integrantes de los órganos de gobierno del Ente), que son quienes toman las decisiones. El cambio en el funcionamiento del Ente, en entrega de fondos a los municipios y otorgamiento de créditos son modificaciones respecto de las cuáles aún no se sabe qué determinaciones se adoptarán.

Bibliografía y Glosario

- Radovich, Juan Carlos y Balazote, Alejandro, “Efectos sociales de la privatización de YPF en la provincia de Neuquén”, (s/f), Cuadernos Nº 20, Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, Buenos Aires.